Teletrabajar – Parte 2

Las sospechas de que puede tratarse de un fraude deben nacer cuando se solicita un número de cuenta bancaria, según afirma el aviso, para depositar los fondos conquistados con el trabajo en linea. El teletrabajador sospecha pero piensa que si no da su clave de acceso o el número de su tarjeta de crédito, no corre riesgo, al fin y al cabo el número de cuenta bancaria de las personas ha dejado de ser sumamente privado. Pero, probablemente, el anunciante no quiera robar el dinero de tu cuenta, sino que necesita usarlas para blanquear dinero obtenido en actividades ilegales, como el phishing, una de las actividades ilegales más frecuentes de hackers y crackers.

Esta operación tiene dos partes, la primera es el robo a una víctima del phishing a quien fuerzan a entregar datos personales con comunicados falseados de Bancos, entidades financieras, eBay y PayPal para, con esos datos, entrar en cuentas bancarias y sacar el dinero para transferirlo a otras cuentas. Allí es donde el ‘teletrabajador’ es necesario. Para que no queden rastros acerca de la identidad e quien realizó la estafa es que requieren de cuentas ‘limpias’ que no puedan llevar encontrarles.

El modus operandi varía pero no deja de ser una estafa en la que el teletrabajador quedrá incriminado, y por ello es recomendable desconfiar de ciertas ofertas laborales, sobre todo las que prometen grandes riquezas en poco tiempo a cambio de poco esfuerzo. El perfil que buscan los estafadores en sus ‘teletrabajadores’ es de una persona entre 21 y 50 años con características especiales entre las que no importan su capacitación, sino que sea ‘comunicativo, cumplidor, despierto, capacitado para ir aprendiendo en el proceso de trabajo y responsable’. Al candidato que los reuna se le ofrecerá una paga de entre 1.000 a 4.000 euros mensuales por dos horas diarias de trabajo desde el hogar.

Así, teletrabajar tiene sus ventajas, pero sin dudas, es importante estar prevenido de las prácticas ilegales que rodean las ofertas de trabajo y que pueden llevar a sufrir o ser parte involuntaria de una estafa. Para estar seguro de que la oferta que te han hecho es real, no estará de más que averigües sobre la empresa, dónde se ubica, desde cuándo ejerce su actividad y, si tiene otros teletrabajadores, sus correos electrónicos para compartir experiencias y para hacer las preguntas que creas necesarias.

Para teletrabajar no necesitas una cuenta bancaria, existen muchas otras maneras de cobrar tu salario y que son mucho más seguras para el teletrabajador, pues disponen una barrera que mantiene al reguardo tus datos y que sólo tu puedes activar. Estos medios electrónicos de enviar y recibir dinero son casi imposibles de crackear si tú no colaboras brindando tus datos de acceso. Es imposible utilizarlas para hacer estafas del tipo phishing, sin embargo, tú puedes ser víctima de la práctica. Jamás reveles tus datos de acceso por vía electrónica ni las agendes en tu correo web.

Etiquetas:

Articulos Relacionados

Ganar Dinero Online
$100 al día comenzando solo con $1
- VIDEO Demostrativo en VIVO -
<< Clic Aqui >>

Sea Explicito al Comentar Por Favor