Teletrabajar – Parte 1

Teletrabajar, sí, pero ¿para quién?

Teletrabajar no siempre responde a tareas legales, muchas veces detrás de ofertas de empleo por internet, se esconden estafadores dispuestos a usar la ingenuidad de y datos bancarios de sus víctimas.

Teletrabajar es una modalidad de trabajo muy cómoda y con grandes beneficios para los teletrabajadores y para las empresas que optan, poco a poco, por este método de empleo. Pero no todo es un mundo ideal y también se corren algunos riesgos. A toda persona que trabaja desde su casa, y más aún si lo hace desde internet y sin haber tenido contacto físico formal con una empresa, organización o, incluso con un jefe, le ha entrado la duda de cómo saber si el trabajo que hace es legal si le pagarán por ello, cuánto y cómo. ¿Teletrabajar para quién?

Es importante destacar que muchas de las empresas que ofrecen teletrabajar son compañias que antes de implementar esta modalidad tenía en sus oficinas, gente que hacía las labores y, en muchas ocasiones son los mismos trabajadores que se han mudado de la oficina a sus hogares, para desarrollar las mismas tareas. Estas empresas, de primera línea tienen convenios de trabajo colectivos y/o grupales, que se ajustan a las diferentes normas de trabajo y leyes laborales de los diferentes países donde se radique; por ello trabajar desde el hogar para estas empresas no reviste grandes misterios ni peligros en cuanto a certezas de cobro y legalidad del empleo; solo por citar alunas grandes compañías que son seguras para tepetrabajar están Google, MSN Microsoft y tantas otras de primera línea.

De hecho, el Gobierno de España prevee pasar a 20.000 empleados a la modalidad de teletrabajar para finales de este año, lo que representaría un 10% del total de los trabajadores de la Administración General del Estado. Aunque se tratar de un programa parcial y no total, pues no se podrá hacer el 100% del trabajo desde el hogar, sólo el 40% de la jornada laboral, ésto significa que dos días podrá cumplir con sus tareas desde su casa. Lo importante de este convenio de trabajo es que sienta un precedente al estipular que la percepción de salarios no se verá afectada con mermas ni incrementos. Pero, ciertamente, es difícil encontrar una oferta laboral de este tipo de empresas cuando uno está en busca de teletrabajar, primero porque disponen de un sistema de reclutamiento muy cerrado con cientos de miles de Curriculums Vitae en lista de espera y, segundo, porque las vacantes que allí se realizan son muy específicas y pocas personas de las que se ofrecen para teletrabajar sabrían hacerlas.

Sin embargo, la realidad muestra un aspecto desconocido del teletrabajo, e insospechado para muchos: Los anuncios que ofrecen teletrabajar, tan solo con un ordenador, dedicando una o dos horas diarias de tiempo y con importantes retribuciones económicas se multiplican en la web, se difunden en sitios de empleo, en bolsas de trabajo, en clasificados y correos electrónicos. Muchas veces se trata de trampas que esperan una persona con ilusión y necesidad para aprovechar la situación. El sistema es simple y en él, los oferentes teletrabajadores contactan al anunciante por vía electrónica, muchas veces completan un formulario en línea en el que se le solicitan alguos datos personales para poder acceder al trabajo.

Etiquetas:

Articulos Relacionados

Ganar Dinero Online
$100 al día comenzando solo con $1
- VIDEO Demostrativo en VIVO -
<< Clic Aqui >>

2 Comentarios en “Teletrabajar – Parte 1”

  1. alejandrina Dice:

    me gustaria trabajar y coprometerme

  2. sharilin Dice:

    buenos dias estoy interesada en el empleo… desearia saber de que trata el trabajo en si, y los benefios que se obtienen. gracias

Sea Explicito al Comentar Por Favor