Etiquetas del Post ‘dibujante de autocad desde casa’

Dibujante de autocad desde casa

20 julio 2017

El puesto online ofrecido por la empresa, era dibujante de autocad desde casa y con lo escaso que estaba el trabajo en la ciudad, resultaba atractivo aunque el sueldo no era muy alto. Le empezaba a gustar la idea poder trabajar sin tener un horario fijo, ni pasar largas horas en el tráfico matutino a la hora de entrada, ni en el tráfico vespertino y caótico de la hora de salida. Sin embargo, no quería precipitarse y decidió hacer un análisis lo más concienzudo posible de las ventajas y desventajas de ser contratado para el puesto.

A las facilidades ya mencionadas, al puesto de dibujante de autocad desde casa se agregaba no tener que hacer una inversión inicial en ropa formal para ir a trabajar. Con lo caro que se habían puesto los trajes de lana, que eran los que le gustaban y las camisas finas, tener que comprar al menos dos de cada uno para poder combinar e ir presentable todos los días, significaba una elevada suma para su escaso presupuesto. Eso sin contar con que también necesitaba hacerse de un buen par de zapatos cómodos, pues con los que contaba, ya no lograba sacarles lustre ni dándoles bola a diario.

Por otra parte, nunca había sido bueno para hacer amigos en el trabajo. Por alguna razón que nunca entendió, por más que se esforzaba en ser amable y simpático con todos, no faltaba el día en el que se veía envuelto en algún chisme de oficina, o en que alguien lo señalaba como el responsable de hacerle las últimas bromas pesadas a la secretaria más antipática de la oficina, cosa que le venía costando, una injusta y enérgica llamada de atención por parte de su superior. Estar en posibilidad de evitarse esos problemas, le daba al puesto de dibujante de autocad desde casa un atractivo más.

El único inconveniente era que, por lo mismo que no tendría compañeros de trabajo ni jefes, no habría una cena para celebrar navidades pagada por la empresa y tampoco se sortearían regalos entre todos los compañeros de oficina, de parte de un jefe que en esas fechas solía ponerse generoso. Tampoco habría ida al bar algunos viernes después del trabajo y tampoco la posibilidad de coquetear alguna vez con la compañera de oficina más guapa y atractiva. Esto último, era el punto que le parecía menos atractivo a la idea de ser contratado como dibujante de autocad desde casa .